La receta de la felicidad | Macarons

París es el rey del amor, si ya lo cantaban en Anastasia. Y no solo por los icónicos monumentos y las parejas acarameladas. Una de las cosas que más enamora de Paris, es la comida. Y más concretamente los Macarons, mi dulce favorito. Hace un par de semanas realicé un curso y aprendí a hacer estos maravillosos bocaditos de felicidad de la mano de Violeta Happy Baker, la genial profesora que impartió el mismo. Disfruté tanto que quiero compartir con vosotros la receta de macarons, y ya de paso abrir nueva sección en el blog, que es algo que me rondaba la cabeza desde un tiempo a esta parte.

¿Qué ingredientes necesitamos?

80 gr de almendra molida
80 gr de claras pasteurizadas
160 gr de azúcar glas
20 gr de azúcar
colorante en gel

Esta receta es aproximadamente para 48 "conchas", es decir 24 macarons montados.

¿Cómo los preparamos?

Primero tamizamos la harina de almendras dos veces, la juntamos con el azúcar y volvemos a tamizar.

Seguidamente batimos las claras envejecidas a velocidad media, cuando empiece a salir espuma añadimos los 20 gr de azúcar hasta llegar a punto de nieve. Para envejecer las claras las dejamos en la nevera durante toda la noche en un bol tapado con papel film y agujeros.


Si queréis que las conchas de vuestros macaroons sean de colores, añadimos colorante en gel en muy poca cantidad. Cuando las claras estén casi a punto de nieve añadimos con un palillo un poco del colorante en gel elegido. Voy a alternar las fotos de las conchas sin colorante y de las conchas con colorante. 

Al cuenco de las claras le añadimos la mitad de la mezcla de almendras y azúcar glas y mezclamos con una espátula grande con movimientos envolventes. Cuando esté integrado añadimos la otra mitad. 

Mezclamos hasta llegar a punto de cinta, lo habremos conseguido cuando levantemos la espátula y la mezcla caiga en una fina tira (como en la siguiente foto).


Ponemos la mezcla en una manga pastelera y formamos los macarons sobre un tapete de silicona o en su defecto papel de horno, que previamente habremos colocado sobre la bandeja de horno. Es mucho mejor usar el tapete especial de hacer macarons, ya que es lo que permite que les salga el característico "pie". Añadimos la mezcla sobre el circulo pequeño, ya que luego se expande. La boquilla recomendada para la manga pastelera es de 10-12. En clase usamos las mangas de la marca Winston.


Cuando ya los tenemos hechos, damos unos golpes a la parte de abajo de la bandeja, para eliminar las burbujas de la superficie de nuestros macarons.

Ahora podemos dejarlos secar a temperatura ambiente, hasta que la capa de arriba quede seca y lisa. O bien, podemos ponerlos dentro del horno frío y encender la temperatura al 50º sin ventilador y con calor arriba y abajo durante 20 minutos. 

Después horneamos a 150º durante 15 minutos.  A mitad del horneado abrimos la puerta del horno para dejar salir el vapor. 


Los dejamos enfriar fuera del horno y no los quitaremos del tapete hasta que estén completamente fríos (los tocamos y no se pega nuestro dedo)


Por último los rellenamos de nuestro sabor favorito. Yo voy a dejaros aquí abajo los dos rellenos que aprendimos en clase. 

Relleno Ganache de Chocolate

¿Qué necesitamos?

200 gr de chocolate para fundir
100 ml de nata
50 gr d mantequilla

¿Cómo lo preparamos?

Ponemos la nata a calentar en un cazo, cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos los trozos de chocolate. Esperamos un par de minutos a que se derrita, y removemos. Incorporamos la mantequilla y seguimos removiendo. 


Removemos con una varilla hasta que estén completamente integrados los ingredientes.



Relleno Lemon Curd

¿Qué necesitamos?

1,5 huevos de talla L o dos de talla M
45 gr de mantequilla
75 gr de azucar 
2 limones

¿Cómo lo preparamos?

Lavamos los limones, rayamos la piel, los exprimimos y ponemos ambas cosas en un cazo. Añadimos el azúcar y la mantequilla y lo colocamos al baño maría. Cuando se derrita la mantequilla añadimos los huevos batidos y removemos hasta que la mezcla cuaje y espese. 



Y para finalizar, rellenamos los macarons al gusto.


Pese a que no me quedaron perfectos-me pasé con el relleno en algunos-estaban buenísimos.
Considero un logro haber acabado los macarons, ya que cuando lo vi en Masterchef, la cosa pintaba difícil.


Os animo a que probéis esta receta en casa, es super fácil y si os gusta la repostería seguro que pasáis un buen rato. Además es un regalo excelente para estas navidades si queréis hacer algo vosotr@s mismos. Ya sabéis, a nadie le amarga un dulce.

Un saludo a mis compañeros de clase :)

Y a vosotras, ¿os ha gustado la nueva sección?, ¿queréis ver más recetas?,¿os animáis a hacer macarons?

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. ohhh!! que ricos! tengo ganas de volver a hacerlos :)
    me gusto mucho asistir al curso!!
    besitooosss

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por compartir la receta! Tienen una pintaza increíble. Un besote

    ResponderEliminar
  3. Se ven delciiosos, me llevo la receta. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, que rico! No soy especialmente fan de este tipo de pastelillos (me parecen muy dulces) pero hacerlos para regalar me parece un detalle monísimo :D

    Un beso y gracias por la receta!

    Eli

    ResponderEliminar
  5. Me apunto la receta, siempre he querido hacer macarons pero no me he animado porque pensaba que eran super difíciles de hacer..
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. A mí no me gustan mucho, pero se ven súper lindos y seguro son un buen regalo para quien le gusten los dulces :) Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me guardo la receta *-* qué buena pinta!

    ResponderEliminar
  8. Que pinta!! Probaré a hacerlos. Besotes guapa

    ResponderEliminar