Quién dijo que segundas partes no eran buenas, no ha visto Mamma Mia Here we Go Again

¡Hola!

Tengo que empezar esta reseña repitiendo lo mismo del título: Quién dijo que segundas partes no eran buenas, no ha visto Mamma Mia Here we Go Again.

A estas alturas de la vida me imagino que no hace falta situar a nadie en el punto de partida de esta película, porque a decir verdad no conozco a nadie que no haya visto Mamma Mia.
Para aquellos despistados, Mamma Mia es el musical basado en las canciones de ABBA, que cuenta la historia de Sophie (Amanda Seyfried) y su madre Donna (Meryl Streep).


En esta nueva entrega de la saga viviremos la nostálgia de aquel verano lejano en el que comenzó todo, y por todo me refiero a la divertida historia de los tres posibles padres de Sophie. La película llega diez años después del estreno de Mamma Mia, y nos permite conocer a parte del pasado, el presente y como es la vida actual de los personajes de los que nos encariñamos tantísimo hace una década.

En ésta ocasión acompañáramos a Sophie en la reinauguración del hotel de su madre, a parte vivir junto a ella una situación sentimental ligeramente complicada. Pero la verdadera protagonista de esta historia no es otra que la joven Donna, encarnada por Lily James (la recordaréis de Cenicienta y Baby Driver).


Tengo que decir que esta actriz me ha sorprendido gratamente, como diría Paquita Salas (Netflix) "Es una actriz 360." Canta y baila estupendamente, y lo mejor de todo; hace el personaje de Donna tan entrañable que es imposible no encariñarse con ella desde el primer minuto.

Un gran punto a favor de la película, aparte del reparto, que como en la primera entrega lo considero inmejorable, son las canciones. Aquí podremos escuchar canciones míticas de ABBA como Dancing Queen, Waterloo y Mamma Mia, y también temas menos conocidos, pero no por ellos menos importantes como: Fernando, I Wonder y One of Us.
No suelo hablar de vestuario cuando hago reseñas de películas, pero el estilo setentero de la época está más que logrado.



Sinceramente es la primera vez que veo la secuela de un musical y me gusta tanto, de hecho más segundas partes como esta por favor. Mamma mia 2 ha conseguido atraparme desde el principio, y eso ha sido gracias a una maravillosa historia que contar, números musicales brillantes y un reparto al que tengo mucho cariño. Y es que acompañando a Lily James, tenemos al reparto original: Meryl Streep, Pierce Brosnan, Colin Firth etc y al que se unen nuevas caras para interpretar a Harry, Bill y Sam de jóvenes (elecciones muy acertadas si me preguntáis).


Esto no es un spoiler, porque sale en el trailer pero que la grandiosa Cher sea la abuela de Sophie es una genialidad.


No me quiero ir sin comentar que mi número favorito de la película sin duda ha sido Waterloo, tiene una coreografía brutal y no paro de escucharla en bucle. Para mi esta escena merece más que casi cualquiera de la primera entrega.

Por todas las razones que he comentado anteriormente creo que la película merece 5 estrellas.

Si habéis llegado hasta aquí muchas gracias por leerme :) Me despido con una foto mía de este pasado Abril en el museo interactivo de ABBA en Estocolmo, donde os puedo asegurar que lo dí todo cantando.



¡Un beso enorme!




CONVERSATION

1 comentarios: